Derecho legislación y leyes inmobiliarias

Legislación Inmobiliaria Española

Ley 230/1963, de 28 de Diciembre, General Tributaria

TÍTULO I.
NORMAS TRIBUTARIAS.

CAPÍTULO I.
PRINCIPIOS GENERALES.

Artículo 9.

1. Los tributos, cualesquiera que sean su naturaleza y carácter, se regirán:

  1. Por la presente Ley, en cuanto ésta u otra disposición de igual rango no preceptúe lo contrario.

  2. Por las Leyes propias de cada tributo.

  3. Por los Reglamentos Generales dictados en desarrollo de esta Ley, en especial los de gestión , recaudación , inspección y procedimiento de las reclamaciones económico-administrativas y por el propio de cada tributo; y

  4. Por los Decretos, por las Ordenes acordadas por la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos y por las Ordenes del Ministro de Economía y Hacienda publicados en el Boletín Oficial del Estado.

2. Tendrán carácter supletorio las disposiciones generales del Derecho administrativo y los preceptos del Derecho común.

Artículo 10.

Se regularán, en todo caso, por Ley :

  1. La determinación del hecho imponible, del sujeto pasivo, de la base, del tipo de gravamen, del devengo y de todos los demás elementos directamente determinantes de la cuantía de la deuda tributaria, salvo lo establecido en el artículo 58.

  2. El establecimiento, supresión y prórroga de las exenciones, reducciones y demás bonificaciones tributarias.

  3. La modificación del régimen de sanciones establecidas por Ley.

  4. Los plazos de prescripción o caducidad y su modificación.

  5. Las consecuencias que el incumplimiento de las obligaciones tributarias puedan significar respecto a la eficacia de los actos o negocios jurídicos.

  6. La concesión de perdones, condonaciones, rebajas, amnistías o moratorias.

  7. Sin contenido.

  8. El establecimiento y la fijación de las condiciones esenciales de los monopolios fiscales.

  9. Las prohibiciones de localización en ciertas zonas del territorio nacional, por motivos fiscales, de determinadas actividades o explotaciones económicas.

  10. La implantación de inspecciones o intervenciones tributarias con carácter permanente en ciertas ramas o clases de actividades o explotaciones económicas; y

  11. La obligación a cargo de los particulares de practicar operaciones de liquidación tributaria.

Artículo 11.

1. Las delegaciones o autorizaciones legislativas que se refieran a las materias contenidas en el apartado a) del artículo 10 de esta Ley precisarán inexcusablemente los principios y criterios que hayan de seguirse para la determinación de los elementos esenciales del respectivo tributo.

2. El uso de las autorizaciones o delegaciones se ajustará a los preceptos de la Ley que las concedió o confirmó. Habrá de darse cuenta a las Cortes de las disposiciones que a su amparo se dicten.

3. Sus preceptos tendrán la fuerza y eficacia de meras disposiciones administrativas en cuanto excedan de los límites de la autorización o delegación, o ésta hubiera caducado por transcurso de plazo o hubiera sido revocada.

Artículo 12.

1. El Gobierno, con carácter general y dentro de los límites o condiciones señalados en cada caso por la Ley, podrá aumentar o disminuir los tipos impositivos o suprimir incluso el gravamen:

  1. Cuando recaigan sobre las importaciones o exportaciones de productos, mercancías o bienes en general; y

  2. Cuando graven los actos de tráfico de bienes.

2. En ambos casos el Ministerio de Economía y Hacienda deberá instruir un expediente administrativo con los estudios e informaciones previos que justifiquen el buen uso de la expresada facultad.

Artículo 13.

Las cláusulas de naturaleza tributaria contenidas en acuerdos o tratados internacionales carecerán de eficacia en tanto no sean éstos ratificados con arreglo al ordenamiento jurídico nacional.

Artículo 14.

1. Todo proyecto de Ley por el que se proponga el establecimiento, modificación o prórroga de una exención o bonificación tributaria requerirá que, previamente, el Ministro de Economía y Hacienda haya expuesto al Gobierno en memoria razonada:

  1. La finalidad del beneficio tributario: y

  2. La previsión cifrada de sus consecuencias en los ingresos públicos.

2. La memoria se unirá al Proyecto de Ley para su presentación a las Cortes.

Artículo 15.

Las normas por las que se otorguen exenciones o bonificaciones tendrán limitada su vigencia a un período de cinco años, salvo que se establezcan expresamente a perpetuidad o por mayor o menor tiempo, y sin perjuicio de los derechos adquiridos durante dicha vigencia.

El Gobierno, por iniciativa del Ministerio de Economía y Hacienda, propondrá periódicamente a las Cortes la prórroga de las que deban subsistir.

Artículo 16.

Toda modificación de Leyes o Reglamentos tributarios contendrá una relación completa de las normas afectadas.

Artículo 17.

Adoptarán necesariamente la forma de Decreto a propuesta del Ministro de Economía y Hacienda:

  1. Los Reglamentos Generales dictados en ejecución y desarrollo de las Leyes tributarias.

  2. Los Reglamentos propios de cada tributo; y

  3. La Reglamentación de exenciones, reducciones y demás bonificaciones tributarias.

Artículo 18.

1. La facultad de dictar disposiciones interpretativas o aclaratorias de las Leyes y demás disposiciones en materia tributaria corresponde privativamente al Ministro de Economía y Hacienda , quien la ejercerá mediante Orden publicada en el Boletín Oficial del Estado.

2. Las anteriores disposiciones serán de obligado acatamiento para los órganos de gestión de la Administración Pública.

Artículo 19.

Serán nulas de pleno derecho las resoluciones administrativas de carácter particular dictadas por los órganos de gestión que vulneren lo establecido en una disposición de carácter general, aunque aquéllas emanen de órganos de igual o superior jerarquía.

CAPÍTULO II.
APLICACIÓN DE LAS NORMAS.

SECCIÓN I. AMBITO DE APLICACIÓN.

Artículo 20.

Las normas tributarias entrarán en vigor con arreglo a lo dispuesto en el artículo 2.1 del Código Civil, y serán aplicadas durante el plazo, determinado o indefinido, previsto en la respectiva Ley, sin que precisen ser revalidadas por la Ley Presupuestaria o por cualquier otra.

Artículo 21.

Las normas tributarias obligarán en el territorio nacional. Salvo lo dispuesto por la Ley en cada caso, los tributos se aplicarán conforme a los siguientes principios :

  1. El de residencia efectiva de las personas naturales cuando el gravamen sea de naturaleza personal.

  2. El de territorialidad en los demás tributos, y en especial cuando tengan por objeto el producto, el patrimonio, las explotaciones económicas o el tráfico de bienes.

Artículo 22.

El ámbito de aplicación de las Leyes tributarias españolas, en cuanto se refieran a los actos realizados por extranjeros, a los rendimientos o utilidades por éstos percibidos, o a los bienes y valores que les pertenezcan, podrá ser modificado por Decreto a propuesta del Ministro de Economía y Hacienda :

  1. Por requerirlo la aplicación de acuerdos internacionales celebrados por nuestro país o a los que España se haya adherido.

  2. Por resultar procedente de la aplicación del principio de reciprocidad internacional.

SECCIÓN II. INTERPRETACIÓN

Artículo 23.

1. Las normas tributarias se interpretarán con arreglo a los criterios admitidos en Derecho.

2. En tanto no se definan por el ordenamiento tributario, los términos empleados en sus normas se entenderán conforme a su sentido jurídico, técnico o usual, según proceda.

3. No se admitirá la analogía para extender más allá de sus términos estrictos el ámbito del hecho imponible o el de las exenciones o bonificaciones.

Artículo 24.

1. Para evitar el fraude de Ley se entenderá, a los efectos del número anterior, que no existe extensión del hecho imponible cuando se graven hechos realizados con el propósito probado de eludir el impuesto, siempre que produzcan un resultado equivalente al derivado del hecho imponible. Para declarar que existe fraude de Ley será necesario un expediente especial en el que se aporte por la Administración la prueba correspondiente y se dé audiencia al interesado.

2. Los hechos, actos o negocios jurídicos ejecutados en fraude de ley tributaria no impedirán la aplicación de la norma tributaria eludida ni darán lugar al nacimiento de las ventajas fiscales que se pretendía obtener mediante ellos.

3. En las liquidaciones que se realicen como resultado del expediente especial de fraude de ley se aplicará la norma tributaria eludida y se liquidarán los intereses de demora que correspondan, sin que a estos solos efectos proceda la imposición de sanciones.

Artículo 25.

En los actos o negocios en los que se produzca la existencia de simulación, el hecho imponible gravado será el efectivamente realizado por las partes, con independencia de las formas o denominaciones jurídicas utilizadas por los interesados.


Pagina Anterior de Leyes Inmobiliarias referentes a pisos casas terrenos venta y alquiler Leyes Inmobiliarias en relacion a Pisos Casas  Locales Terrenos y Compra y Venta y AlquilerPisos y Casas, piso y casa, lleida, seuvella, marc, ivan, alquiler y venta, toda la informacióncasa, piso, alquiler, seuvella